Viajar en solitario al extranjero sin saber inglés, ¿sí o no?

En ocasiones me cuenta alguna persona adulta, de los que no estudiaron inglés en la escuela, que al salir al extranjero, ya sea Inglaterra o cualquier otro lugar, les cuesta entender lo que les dicen. Cualquier cosa, prácticamente. Más allá del “Good morning” es difícil que distingan dos frases seguidas.

Normalmente, estas personas van adquiriendo una profundafrustración con el idioma porque piensan que el problema está en ellos y sienten cierto reparo ante la idea de viajar solos, no ya sólo por el hecho de ir solo, sino porque tienen miedo a hablar inglés.

Realmente, las personas que pueden ver una película o escuchar una conferencia en inglés no necesariamente tienen un don especial para los idiomas. No tiene que ver con los conocimientos, ni con la capacidad de la persona. Es una simple cuestión de práctica.

Y viajar en solitario es uno de los mejores antídotos para aprender mejor un idioma. Pero deja que primero te expliquemos por qué te cuesta entender el inglés.

Por qué nos cuesta entender el inglés al viajar fuera

Algunos de los problemas más comunes por los que a los españoles nos cuesta entender lo que nos dicen cuando nos hablan en inglés son los siguientes:

  • Sabemos palabras y frases hechas, pero nos falta vocabulario específico de cada situación. El “inglés” no es algo genérico y misterioso. Cada circunstancia se compone de una serie de términos concretos que sólo pueden aprenderse por el uso (los restaurantes, el metro, los hoteles, etc.).
  • Nos cuesta distinguir las palabras que nos dicen. Entendemos “palabras sueltas”, pero no logramos distinguir algo coherente. Nos suena a “chow-chow”, como decía mi abuelita. Esto es básicamente por falta de horas y horas de listening. Y en el listening hay un círculo vicioso: “Es que no veo películas ni oigo canciones en inglés porque no las entiendo”. Pero lo que pasa en verdad es que no las entiendes porque no lo practicas. Hemos de acostumbrar el oído sin entender.
  • Nos hablan con un “acento raro”. A veces creemos que el problema está en nosotros, pero puede que esté en el hablante. Si toda la vida hemos escuchado un listening de “British English”,cuando oigamos a alguien de origen indio o paquistaní nos va a costar una barbaridad, porque su acento es completamente distinto.Y no te extrañe encontrarte muchos indios y paquistaníes en Londres (chóferes, camareros, dependientes de tiendas).
  • Nos hablan demasiado rápido y nos enteramos. Lógico. No se puede echar la culpa de esto a alguien con un nivel básico de inglés, sino a la persona que habla a una velocidad que sólo la pueden seguir los nativos. En tales casos, sólo se puede pedir que hablen más despacio (more slowly, please).

En definitiva, que hay muy buenas razones lógicas por las que cuando llegas al extranjero no entiendas el inglés que hablan. No es por tu falta de capacidad, sino por falta de práctica. Ten en cuenta que la gente que habla inglés lleva hablándolo desde que son unos críos, mientras que tú quizás hayas empezado a aprenderlo hace unos meses. Eres casi como un recién nacido, estás aprendiendo pasito a pasito y a mucha honra, con la cabeza alta.

Ahora bien, todo esto no debería impedirte viajar en solitario, aunque no entiendas lo que te dicen. Ten en cuenta que la mejor manera del mundo de aprender el inglés de la vida real es viajando y escuchándolocon tus propios oídos. En el apartado siguiente te explico por qué viajar solo es una de las mejores cosas que puedes hacer para aprender inglés.

Ventajas de viajar solo al extranjero para aprender inglés

Lo primero que puede asustarnos de viajar solos al extranjero es lo siguiente:

“Me van a hablar en inglés y no voy a saber cómo responder. Me pondré nervioso y lo pasaré fatal. Probablemente me perderé y pasaré muchas penurias hasta que llegue otra vez al hotel. Me voy a sentir solo en un entorno hostil”.

Y yo te diría que, para empezar, debes desterrar de tu mente esos pensamientos.

Si viajas, vas a ir a pasarlo bien. En el camino, es probable que encuentres con mucha gente que habla español que te ayude en un apuro. Es más, quizás te encuentres gente amable que sólo habla inglés y esté dispuesta a echarte una mano. Todo depende de si sabemos organizarnos bien el viaje desde antes; así, aunque subas solo al avión, cuando llegues a tu destino hagas una serie de actividades que te permitan conocer gente y hacer amigos.

Cuando viajamos solos al extranjero, de algún modo se pierde el vínculo con la sociedad de la que venimos. Pasamos a convertirnos en algo más que un turista. Somos una persona que está sumergiéndose en otra cultura, conociendo a otras personas que hablan otro idioma y también conociéndose a sí mismo. Durante ese proceso, se producen una serie de efectos en la persona.

1. Pasas mucho tiempo contigo mismo. Es probable que descubras muchas cosas sobre ti que antes desconocías. Sí, porque la rutina lo que hace es apalancarnos y hacernos olvidar nuestras propias capacidades. Hace falta salir fuera para pasar tiempo escuchándonos a nosotros mismos, pensando y buscando nuestra identidad como personas.

2. Conoces más gente que si vas acompañado. Te lo digo por experiencia. Cuando te traes a una persona de la familia, aunque sea tu hermano, vas más metido como en una burbuja. No queréis buscar problemas, visitáis los sitios turísticos típicos de las guías de viajes, coméis y os volvéis. Si vas solo, vives muchas más aventuras.

3. Aprendes mejor el idioma. No te quepa ninguna duda. Si vienes con alguien de casa, a menos que pactéis que vais a hablar en inglés todo el viaje, te vas a encontrar con dos mundos. Uno, el de tus familiares que hablan español y van un poco en plan turista; y otro, el inglés que habla la gente por la calle.

4. Tienes más libertad de movimientos. Cuando vas solo, tienes la oportunidad de visitar los lugares que a ti te apetecen, sin ataduras, ni complicaciones. Incluso puedes hacer cosas menos convencionales, como apuntarte a un gimnasio o a un taller de manualidades en vez de ir a ver la torre Eiffel. 

5. Te da menos vergüenza. A algunas personas, puede darles cierta vergüenza hablar bien en inglés cuando van acompañados por algún conocido. Les entra cierto “pánico escénico” y es algo muy normal. Pero déjame que te cuente un secreto: cuando vas solo a un sitio donde nadie te conoce, nadie conocido te ve. Así que, don’t worry. Aunque te pongas colorado/a, nadie lo va a saber nunca. 

Así que me respuesta es muy clara. ¿Viajar solo al extranjero sin saber inglés? Por supuesto que sí.
Vas a descubrir que cuanto más bonita se hace una experiencia, con más ganas se aprende luego el idioma.